13 de noviembre, día de la Iglesia diocesana

 

Ayuda Iglesia 16“Somos una gran familia contigo” es el lema del Día de la Iglesia diocesana, que se celebrará este próximo domingo en toda España. La jornada recuerda a los fieles la responsabilidad de todos ante el sostenimiento de la Iglesia, y concretamente la más cercana, las parroquias, donde los cristianos comparten algunos de los momentos más importantes de su vida. Este año la diócesis pone el acento en las zonas rurales, unos “hermanos necesitados”, tal y como describe el Vicario General de la diócesis, Jorge Juan Fernández Sangrador, que “padecen en silencio”. “Los núcleos rurales de Asturias y sus parroquias –afirma– están cada vez más envejecidas, despobladas, y son sostenidas en pie con dificultad”. “Los sacerdotes que se encargan de ellas obran verdaderos milagros –asegura– multiplicándose para atenderlas debidamente: celebrar el culto, visitar a los enfermos, impartir la catequesis en donde haya algún niño, mantener la estructura del edificio, conservar el retablo y las imágenes ante las que rezaron los antepasados, adecentar el cementerio, en fin, asegurar la pervivencia de cuanto ha constituido el estambre de nuestros pueblos y aldeas”.

Entre otras novedades, la Conferencia Episcopal ha presentado esta misma semana una nueva página de donativos por internetwww.donoamiiglesia.es. Este portal permite, con un sencillo procedimiento, hacer llegar los donativos a cada una de las 23.000 parroquias que existen en España, a las diócesis o bien directamente a la Conferencia Episcopal. Una iniciativa pionera en la Iglesia universal.
Nuestra diócesis ingresó en el año 2015 11.402.275 euros, de los cuales 5.253.622 procedían de lo obtenido al marcar los contribuyentes la X en la Declaración de la Renta; 3.876.879 euros de las aportaciones directas de los fieles; 1.028.172 euros a través de las parroquias; 218.352 euros de la colecta específica del Día de la Iglesia diocesana, y 1.025.450 euros de otros ingresos. Idéntica cifra a la de Ingresos se produjo en el capítulo de Gastos, distribuidos entre las Acciones Pastorales y asistenciales, los sueldos a sacerdotes y empleados, gastos extraordinarios, y obras y conservación de inmuebles.

Y es que, tal y como afirma nuestro Arzobispo, Mons. Jesús Sanz, “la gran familia que representa la Iglesia diocesana tiene templos donde expresar la fe, locales donde dar catequesis, espacios donde acoger a los necesitados, medios e instrumentos donde compartir nuestra cultura y proponer la visión cristiana de la vida especialmente cuando ésta se encuentra más amenazada. Por ese motivo, hemos de sentirnos miembros vivos de esta familia diocesana, donde seguir llevando adelante lo que Jesús nos dejó como herencia y tarea en la Iglesia”. Una tarea que en la diócesis de Oviedo se centra tanto en la evangelización, la acción caritativa, la acción celebrativa y la pastoral, como se puede ver en el gráfico que acompaña esta información.

A partir de la modificación del Sistema de Asignación Tributaria entre el Estado Español y la Santa Sede, firmado en el año 2006, la Iglesia no tiene ninguna asignación en los Presupuestos Generales del Estado. Por ello son los ciudadanos los que pueden decidir que el 0,7% de sus impuestos se destine al sostenimiento de la labor de la Iglesia. Además, la Iglesia no tiene ningún régimen fiscal especial, único o distinto a otras entidades. Exactamente igual que todas las OGN y otras instituciones, asociaciones o fundaciones del sector no lucrativo, la Iglesia está sujeta a la Ley de Mecenazgo.
Entre otros avances, la Conferencia Episcopal Española y la institución Transparencia Internacional España han firmado un acuerdo de colaboración por el que la CEE se compromete a dotarse de una política de funcionamiento más transparente, acorde con los estándares que rigen en esta materia.